sábado, 5 de enero de 2013

La escayola

La escayola se parece mucho al yeso y se comporta prácticamente como este. Sin embargo es un material más fino y de calidad más alta. La pureza es mayor respecto al yeso y como este se utiliza en la construcción. Los falsos techos de las casas, por ejemplo, suelen ser de escayola así como casi todos los acabados.
Procede del aljez (yeso natural) y se comercializa en polvo, bajo forma de preparados. La crema se prepara con una parte de agua y dos de producto (por ejemplo, si tenemos 1 kilo de producto añadiremos 0,5 litros de agua). No tarda mucho en fraguar, más o menos 20-30 minutos y tiene que utilizarse bastante rápido. Se trabaja con espátulas y seca completamente en 48 horas.

Puede ser utilizado como soporte pictórico aunque el uso más típico es en escultura ya que, con escayola, se hacen los moldes para la reproducción de estatuas o de cerámicas. Durante el barroco y en particular en Italia, la escayola mezclada con agua, cola y pigmento y oportunamente trabajada, lijada y encerada, daba un acabado que se parecía mucho al marfil. De hecho, siendo mucho más económico que este, lo sustituyó durante mucho tiempo.


Y por cualquier duda, deja un comentario o contacta conmigo.

Quizás te interese también

Comparte en